/*Google Analytics*/
¿Por qué practicar Mindfulness en el trabajo?
logo-de-interalde
Seleccionar página

La práctica del Mindfulness o Atención Plena es una corriente que está creciendo de forma global como herramienta de gestión del stress y aumento de la efectividad en el trabajo. En la última reunión del World Economic Forum dedicaron unos minutos a la práctica de Mindfulness. Empresas como Google, lo incorporan a su día a día.

Nuestras empresas pueden convertirse en entornos tóxicos donde la ansiedad y el malestar emocional dificultan el camino hacia el cumplimiento de objetivos. ¿Cómo podemos concretar sus potenciales beneficios en el trabajo?

El estrés afecta a nuestra comunicación, deteriorando nuestras relaciones con las personas con las que trabajamos. En algunos casos, cuando sufrimos presiones laborales tendemos a gritar o comunicarnos de forma agresiva con otras personas. En otros casos, la tendencia es a callar y evitar la confrontación a costa de no exponer nuestro punto de vista. En ninguno de los casos estamos procediendo de forma eficaz. A través de la práctica de Mindfulness, somos capaces de responder en vez de reaccionar en una situación de estrés, nuestra forma de comunicar mejora, logrando transmitir nuestra  opinión de forma respetuosa hacia los demás y hacia nosotr@s mism@s.

Desarrollamos la amabilidad (compasión) que facilita el acercamiento de las personas. L@s emplead@s confían más en un/a directivo/a amable, según un estudio  publicado en Harvard Review. Trabajar en un ambiente de confianza, motiva a la plantilla, genera buenas relaciones dentro de la empresa. Las buenas vibraciones se extienden sustituyendo a las emociones negativas y creando un clima agradable que propicia la creatividad y la colaboración.

Aumenta la concentración. ¿Cuántas veces estamos conduciendo, enviando un mail, e incluso hablando con alguien y pensando en otra cosa? Hoy en día las distracciones externas (el móvil, interrupciones de compañer@s,…) e internas (pensamientos y emociones que genera nuestra propia mente) son múltiples. La principal fuente de estrés para much@s ejecutiv@s es gestionar el exceso de información y la división de la atención. En un programa de Mindfulness Basado en la Reducción del Estrés (MBSR) trabajamos la atención consciente, es decir, entrenamos la capacidad de estar presentes aquí y ahora.

Aporta claridad a la hora de tomar decisiones. Una mente tranquila y centrada es capaz de ver las cosas tal cual son,  de forma global. Nuestro estado emocional afecta a nuestros procesos deliberativos, con la práctica de Mindfulness somos capaces de identificar y gestionar esas emociones, logramos entrenar a nuestro cerebro para desarrollar nuevas competencias y a nuestra mente para estar quieta.

Y, lo más importante, cuando somos más eficaces en el trabajo contribuimos un poco  a nuestra felicidad global.

practicar-mindfulness-trabajo

Autor: Mitxel Andreu

 

Te esperamos en la sección de comentarios. Si te ha gustado este artículo, te agradecemos lo compartas por las redes sociales. Y, si lo prefieres haz clic en la siguiente imagen, déjanos tu correo electrónico y te mantendremos actualizad@ por email:

suscribirse-por-email

¡Gracias por la visita! 

susana-zaballaEconomista, consultora de pymes y autonom@s. Ayudo a crear relaciones de valor a mis client@s. Instructora Practicum de MBSR (Reducción de estrés basado en Atención Plena)


 

 

 

LinkedInTwitterFacebookPinterestGoogle+Email