Cambiar de asesoría ¿Cuándo hacerlo?

por | Nov 25, 2020 | Finanzas

La decisión de cambiar asesoría es una decisión delicada. Creedme que se de lo que hablo.

Contratamos una asesoría para que mantenga nuestros asuntos laborales, contables y fiscales en orden. Para evitarnos problemas con Hacienda, el Registro  mercantil e Inspección de Trabajo, entre otros.

Pero una asesoría puede, y en mi opinión debe, hacer más por nuestra empresa , por las personas que la administran y en última instancia por la propiedad de dicha empresa.

Al menos, eso es lo que pensamos las personas que integramos Interalde. Hay que conocer muy bien la actividad de nuestra clientela, no sólo en lo que a sus cuentas y Balances se refiere, sino en todo lo relativo a su actividad. Únicamente de esta manera podemos ayudarles en la toma de decisiones. Y es esta tarea la que consideramos fundamental como asesoría. Ser una caja de resonancia, ayudar a pensar y a decidir, influir en el devenir de la empresa, identificar qué conocimientos clave necesitan para la gestión, colaborar en la elaboración de estrategias o ayudar a marcar límites para la negociación.

Facetas de la administración

La administración de una empresa se compone de muchas facetas y sólo las empresas de gran tamaño se pueden permitir incluir profesionales que desde el interior abarquen todas esas áreas.

Por eso, en la asesoría debemos hacer algo más que “rellenar papeles”, debemos asesorar con conocimiento específico de esas áreas y con conocimiento de la empresa.

Y, sobre todo esto, hay una cuestión. Y esta cuestión es la confianza. Si tu médic@ no te da confianza, buscas otr@. Haz lo mismo con tu asesoría.

Incluso si esa asesoría somos nosotras.

Share This