Desde el 2013, la factura simplificada sustituye al ticket. Fue introducida por el Reglamento de Facturación aprobado en el  DECRETO FORAL 4/2013 de 22 de enero  y, desde su entrada en vigor, el ticket no se acepta como justificante de gasto. A continuación, os contamos qué es y para qué se utiliza la factura simplificada.

Requisitos para emitir factura simplificada

Cuando concurra alguna de estas circunstancias podrá emitirse factura simplificada:

  1. Cuando deba expedirse una factura rectificativa.
  2. En general, cuando el importe de la factura no supere los 400€ IVA incluido.
  3. Cuando el importe de la factura no exceda de 3000 euros (IVA incluido), y forme parte de alguna de las siguientes operaciones:

  • Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de los productos entregados.
  • Ventas o servicios de ambulancia o a domicilio del consumidor.
  • Transportes de personas y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería y restauración, salas de baile y discotecas.
  • Servicios telefónicos en cabinas telefónicas de uso público, o mediante tarjetas que no permiten la identificación del portador.
  • Servicios de peluquería, institutos de belleza, tintorerías  y lavanderías.
  • Utilización de instalaciones deportivas, aparcamientos de vehículos y autopistas de peaje.
  • Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos y alquiler de películas.

Contenido de una factura simplificada

Hay una serie de datos que debe llevar toda factura simplificada. Serían los siguientes:

  1. Número y, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.
  2. Fecha de expedición de la factura. En caso de que sea diferente, también habrá que incluir la fecha de realización del trabajo o en que se haya recibido el pago anticipado.
  3. Número de identificación fiscal (NIF) así como nombre y apellidos, razón o denominación social completa del obligado a expedir factura.
  4. Identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados.
  5. Tipo impositivo de IVA aplicado y opcionalmente, también la expresión «IVA incluido».
  6. El importe total a pagar.
  7. NIF, nombre y apellidos y domicilio del destinatario y cuota tributaria (retención IRPF), cuanto el destinatario sea empresario, profesional o no lo sea, pero así te lo pida para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales o para el ejercicio de cualquier derecho de naturaleza tributaria.
  8. En caso de que se aplique el régimen especial de criterio de caja del IVA, la mención “régimen especial del criterio de caja”.
  9. Para facturas rectificativas, la referencia de la factura rectificada y de lo modificado.

Plazo de emisión de las facturas simplificadas

En el caso de que el destinatario no sea empresario o profesional: en el momento de realizar la operación.

En el caso de que el destinatario sea empresario: antes del día 16 del mes siguiente a aquel en el que se haya producido el devengo del IVA.

Por último, es importante no confundir la factura la simplificada con una factura completa, que es más compleja. La diferencia respecto al ticket es que la factura simplificada se trata de un documento justificativo un poco más completo y  formal y, actualmente, el documento aceptado para justificar nuestros gastos.

factura-simplificada

Si te ha gustado este artículo, te agradecemos lo compartas por las redes sociales. Y, si lo prefieres haz clic en la siguiente imagen, déjanos tu correo electrónico y te mantendremos actualizad@ por email:

suscribirse-por-email

¡Gracias por la visita! 

arantza-eguskiza

Facilito la gestión diaria y el cumplimiento de las obligaciones fiscales de empresas. En contacto directo, les  asesoro para reducir su carga administrativa y los trámites se hagan en forma y a tiempo.

Pin It on Pinterest